EFECTOS PRODUCIDOS POR LA IPL Y CÓMO MEJORARLOS.

Dr. Miguel A. Pérez Silguero

Dr. Miguel A. Pérez Silguero

    El síndrome del ojo seco es un problema global que afecta a más de 30 millones de personas en Estados Unidos, y al menos a 344 millones de personas en todo el mundo, siendo una de las causas más frecuentes de visitas oftalmológicas. La disfunción de las glándulas de Meibomio (DGM) constituye cerca del 90% de las causas del síndrome del ojo seco. Históricamente, el tratamiento de la DGM ha consistido en el uso de compresas calientes, limpieza de párpados, tratamiento farmacológico tópico o sistémico entre otros.

    En lo últimos años han aparecido nuevos procedimientos diseñados para mejorar la disfunción de las glándulas de meibomio, entre ellos la denominada IPL (luz pulsada intensa),que está suponiendo una revolución en la oftalmología y está mostrando excelentes resultados.

    En la actualidad, el TFOS DEWS II incluye La “Luz pulsada Intensa” como tratamiento aprobado y establecido para el tratamiento del síndrome del Ojo seco.

    El presunto mecanismo de acción de la IPL es esencialmente térmico. Se ha demostrado la absorción de la energía luminosa por la hemoglobina (concretamente por la oxihemoglobina), creando calor que puede destruir pequeños vasos sanguíneos telangiectásicos. Este proceso de transformar la energía de la luz y que se convierta en calor es el efecto denominado fototermólisis selectiva. Además puede reducir la influencia de mediadores inflamatorios en el párpado y en las glándulas de meibomio.

Otros beneficios que se han reportado son:

  • Eleva la temperatura de la sangre en vasos sanguíneos del párpado, el cual puede ser suficiente para dar calor a las glándulas de Meibomio obstruidas, hasta producir un aumento de temperatura en los acinos glandulares, permitiendo que el fluido ablande su consistencia y permita su libre circulación.

  • Erradicación del ácaro de los párpados demodex folliculorum, produciendo una caída importante de bacterias y/o del crecimiento parasitario en los párpados.

    Los ácaros folliculorum, que son ectoparásitos vivos en los folículos pilosos y las glándulas sebáceas, mantienen una relación directa con la Bacteria Bacillus oleronius. Estas bacterias tienen el potencial de estimular una respuesta inflamatoria en pacientes con rosácea facial. Se han constatado microorganismos Demodex coagulados y reducción de la infiltración linfocítica en pacientes que habían sido sometidos a tratamiento con IPL.

  • Inhibe la secreción de citoquinas proinflamatorias y promueve la secreción de citoquinas antiinflamatorias próximas a los párpados y glándulas de meibomio.

  • Además, la aplicación de la IPL tiene efecto en la remodelación del colágeno, lo que probablemente mejore la elastosis y la desorganización del tejido conectivo que se produce con la rosácea y otras afecciones cutáneas.

    Ahora bien, después de llevar dos años tratando a los pacientes con la IPL, hay un porcentaje de pacientes que no mejoraban de manera adecuada. Hemos observado que es fundamental el estudio con lámpara de hendidura y observar cómo está el canal excretor de la glándula de meibomio antes de realizar el tratamiento. Existe una clasificación (de Efron) que debemos de tener en cuenta y aumentar la tasa de éxitos de nuestros pacientes. Dicha clasificación consiste en observar el canal excretor de las glándulas de Meibomio y clasificarlos de 0 a 4 (ver foto adjunta).

  1. Borde palpebral pálido y orificio de las glándulas de meibomio visibles.
  2. Borde palpebral rosado y secreción turbia en los orificios.
  3. Borde palpebral enrojecido, orificio de las glándulas apenas visible, costras amarillentas en la base de las pestañas.
  4. Telangiectasias en el borde palpebral, mayor número de costras, enrojecimiento conjuntival bulbar, pestañas aglutinadas.
  5. Telangiectasia internas en el borde palpebral, costras amarillentas excesivas, pestañas aglutinadas, mayor enrojecimiento de la conjuntiva bulbar, irritación cutánea.

    En los grados 0 y 1 podemos realizar la IPL directamente. En los grados 2, 3 y 4 se aconseja la expresión de las glándulas de Meibomio, bien con pinzas o bien con exfoliantes manuales.

    Lo ideal es realizar la expresión antes de la primera sesión de IPL en grados 2, 3 y 4 y después de cada sesión. En la actualidad los índices de satisfacción que obtenemos son mayores realizando un cuidadoso estudio de los canales de excreción externos de las glándulas de meibomio y que, por mucha tecnología revolucionaria que apliquemos, no debemos olvidar nunca una buena exploración Biomicroscópica.

Dr. Miguel A. Pérez Silguero

Dr. Miguel A. Pérez Silguero

Jefe de Servicio del Hospital La Paloma.
Presidente de Clinicvisión, Las Palmas.
Cofundador de Clínica Pérez Silguero.

Bibliografía

  • Craig JP, Nelson JD, Azar DT, et al. TFOS DEWS II report executive summary. Ocul Surf. 2017; 15(4):802–812. Epub 2017 Aug 8. Review. PubMed PMID: 28797892.
  • Toyos R, McGill W, Briscoe D. Intense pulsed light treatment for dry eye disease due to meibomian gland dysfunction; a 3-year retrospective study. Photomed Laser Surg. 2015; 33(1):41–46. PubMed PMID: 25594770; PubMed Central PMCID: PMC4298157.
  • Arita R, Fukuoka S, Morishige N. Therapeutic efficacy of intense pulsed light in patients with refractory meibomian gland dysfunction. Ocul Surf. 2019; 17(1):104–110. Epub 2018 Nov 13. PubMed PMID: 30445177.
  • Gupta PK, Vora GK, Matossian C, Kim M, Stinnett S. Outcomes of intense pulsed light therapy for treatment of evaporative dry eye disease. Can J Ophthalmol. 2016;51(4):249–253. Epub 2016 Jun 22. PubMed PMID: 27521662.