BATWA durante el COVID-19

El virus enemigo que amenaza y mata a medio mundo no ha llegado a Bwindi. Y tampoco ha infectado a nuestra querida población Batwa. Pero sí nos afecta y mucho.

No hay turistas ni visitantes: al no recibir visitas, no obtenemos ningún donativo y el día a día se hace muy duro. Nuestros niños y jóvenes están en el poblado: los colegios han cerrado.

Por todo esto, el dinero que mandamos para el 2º y 3º trimestre de escolarización hemos tenido que emplearlo en comprar comida. Y esas fotos son las que vemos.

Gracias Tomas por hacerte cargo de la situación. Mantente fuerte para que nuestros Batwa puedan seguir vivos.